Noticias

Unidades de Género de los Poderes Judiciales estatales, establecen compromisos y acuerdos a nivel nacional 

 

Recientemente, convocados por la Unidad de Derechos Humanos e Igualdad de Género, de la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia de los Estados Unidos Mexicanos, (CONATRIB) A.C., los enlaces de los Poderes Judiciales estatales, se reunieron para plantear los retos a los que se enfrentan para incorporar la perspectiva de género en los órganos de impartición de justicia.   

Lo anterior, lo informó la coordinadora de la Unidad de Derechos Humanos e Igualdad de Género del Poder Judicial del Estado de Durango (PJED), Fabiola Ortega Garibay, quien estuvo presente en dicha convocatoria nacional, celebrada en la ciudad de Saltillo, Coahuila, en representación de esta entidad federativa. 

En ese escenario, los días 19 y 20 de septiembre, primeramente, se desarrolló la Sexta Reunión Nacional de Enlaces de las Unidades de Género; enseguida, tuvo lugar el Primer Conversatorio Nacional de Procuración y Administración de Justicia en Materia de Género, “Que sabemos y que no de la violencia contra las mujeres”.

Señaló que uno de los principales temas abordados en este espacio, fue el referente al “techo de cristal” con el que se topan las mujeres como personal de los órganos jurisdiccionales para ascender a los cargos de dirección a lo largo y ancho de la república mexicana.    

Además, se dio a conocer que con motivo de las observaciones finales formuladas por el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (Comité CEDAW), en 2012, derivados del examen a los informes periódicos séptimo y octavo combinados de México, se ha incorporado, desde entonces, la perspectiva de género en distintos campos del quehacer  público.

En el caso de los Poderes Judiciales, se han adoptado bajo distintos mecanismos, acciones en todo el territorio nacional, de ello dio cuenta el Estado mexicano en el IX informe que se presentó ante el dicho Comité a mediados de este 2018, en Ginebra, Suiza.

Así, una vez que se revisó y analizó dicho informe el Comité CEDAW requirió a México mayor información que les permitiera conocer sobre el grado de cumplimiento de sus obligaciones, entre ellos, algunas referentes al trabajo emprendido por los Poderes Judiciales locales; por lo que la Unidad de Derechos Humanos e Igualdad de Género de CONATRIB, elaboró un documento complementario al  IX informe.

Se reconoce la necesidad de redoblar esfuerzos en algunos temas, como: la emisión de sentencias con perspectiva de género; la estandarización de información generada por los órganos de impartición de justicia; el registro de casos de feminicidio; la generación de protocolos de actuación, y la emisión de órdenes de protección.     

Finalmente -concretó la coordinadora- que en dicha reunión las unidades de género asumieron 6 compromisos nacionales, el primero de ellos, impulsar reformas a las leyes orgánicas de los Poderes Judiciales de los estados. El segundo recomendar a las instancias correspondientes que se asuma un formato de reporte en materia de capacitación.

También, proporcionar el uso de una guía para verificar la aplicación de la perspectiva de género en las resoluciones  judiciales; fomentar la adhesión y el uso del protocolo para la prevención y sanción del acoso y hostigamiento sexual; la certificación en la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI.2015 en Igualdad Laboral y No Discriminación, y transparencia proactiva de sentencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *