Noticias

Se instala grupo interinstitucional para implementación de la reforma laboral en Durango

La mañana del martes 2 de julio, se llevó a cabo la instalación formal del grupo interinstitucional para la implementación de la reforma laboral en el estado de Durango, integrado por los titulares y enlaces de los poderes Judicial y Legislativo, así como de las secretarías del Trabajo y Previsión Social, Finanzas y la Junta de Conciliación y Arbitraje, en representación del Poder Ejecutivo.

En esta primera reunión, presidida por el secretario del Trabajo, Israel Soto Peña, se estableció el compromiso de sacar adelante los trabajos para lograr posicionar a Durango, entre los primeros 10 estados de la república mexicana, que lleven a cabo la implementación de la reforma laboral, para lo cual se cuenta con hasta cuatro años para conseguirlo.

El presidente de Poder Judicial, magistrado Esteban Calderón Rosas, acompañado de su enlace, la juez Alma Elena Ríos Magaña, del Tribunal Laboral Burocrático, señaló los retos que implica la implementación de dicha reforma, que en el caso del Poder Judicial, se centra en la creación de lo que serán los tribunales laborales, contratación del personal para los mismos, pero sobre todo el tema de la capacitación.

El magistrado presidente destacó que entre los puntos clave que atañen a la reforma se encuentra la desaparición gradual de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, así como la creación del Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, organismo que contará con personalidad jurídica y patrimonio propio, con plena autonomía presupuestaria, de decisión y gestión.

En el orden local –dijo- la función conciliatoria estará a cargo de los Centros de Conciliación, los cuales contarán con personalidad jurídica y patrimonio propios. “Acudir a la etapa conciliatoria será obligatorio, a fin de poder continuar el procedimiento jurisdiccional en caso de no lograr un arreglo conciliatorio, que es otra de las grandes novedades de la reforma, al producir una separación entre la función conciliadora y la función judicial”, apuntó.

Agregó que el nuevo texto de la Ley Federal del Trabajo, establece que se deberán revisar en un plazo máximo de 4 años, todos los contratos colectivos del trabajo que existen en el país. El contenido contractual que emane de dicha revisión será depositado en el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, y deberá ser entregado a todos los trabajadores que integren el sindicado, de forma impresa.

Además de lo anterior se crean nuevas reglas para el trabajo doméstico, para que los derechos de los trabajadores del hogar sean respetados y las personas que los desempeñan cuenten con los beneficios de la Seguridad Social y puedan ejercer su derecho colectivo de libre sindicación.

De acuerdo con la nueva legislación, los integrantes de sindicatos, federaciones y confederaciones, tienen el derecho de libre afiliación y de participación al interior de estas, por lo que no podrán ser obligados a formar o no parte de alguno de estos. El documento plantea que los procedimientos de elección de sus dirigentes, deberán salvaguardar el pleno ejercicio del voto personal, libre, directo y secreto de los integrantes, así como ajustarse a reglas democráticas y de igualdad de género.

La reforma laboral establece que el registro del sindicato podrá cancelarse en caso de que estos no cumplan su objetivo, cuando sus dirigentes incurran en actos de extorsión contra los patrones. También aclara que el periodo de duración de las directivas no podrá ser indefinido o de una temporalidad que obstaculice la participación democrática de los afiliados y que estas deberán rendir cuenta completa y detallada de la administración de su patrimonio.

Se obliga a los sindicatos a presentar la constancia de representatividad sindical, que busca asegurar que los sindicatos que pretenden ejercer derechos colectivos, como la firma de contrato colectivo o huelga, realmente cuenten con la representación de los trabajadores, para lo cual se establece el procedimiento para obtener dicha constancia, la cual le será expedida por el Centro de conciliación y registro laboral.

Se crea un nuevo procedimiento laboral ordinario el que hace hincapié en la oralidad que ya existía y se contempla el uso de nuevas tecnologías para hacerlo más ágil y dinámico, que incluye videoconferencias para desahogar diligencias procesales, con lo cual se pretende acortar los tiempos procesales que en la actualidad suelen ser bastante largos. Se exige la presencia ineludible del juez en las audiencias, donde las partes podrán interrogar libremente a los testigos sin tener que presentar las preguntas por escrito ante el órgano jurisdiccional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *