Noticias

Poder Judicial, se suma a la lucha contra la trata de personas

 

  • Impulsa acciones en el marco del Día Internacional contra la Explotación Sexual y Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños

En el marco del Día Internacional contra la Explotación Sexual y Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños, que desde 1999 se conmemora cada 23 de septiembre, el Poder Judicial del Estado de Durango (PJED), emprenderá una serie de acciones de concientización sobre la trata de personas, en busca de la prevención, sanción y erradicación de estos delitos. Así lo dio a conocer la consejera de la Judicatura y organizadora, Olga Elena Centeno Quiñones.

Explicó que el Poder Judicial, forma parte del Organismo Interinstitucional Estatal, encargado de coordinar las políticas públicas contra la trata de personas, según lo dispone la ley estatal en la materia, en sus artículos 7, 8 fracción I y 10; mismo que impulsa acciones permanentes para la prevención, atención y erradicación de este delito. De ahí –dijo- deriva el compromiso de sumarse a esta lucha.

Una de las acciones a desarrollar dentro de dicho marco, será el Curso-Certificación “Detección de víctimas de trata”,  impartido por el jefe del departamento de Verificación Migratoria del Instituto Nacional de Migración, José Cruz Fernández, con el que se busca sensibilizar, formar y certificar a jueces y  personal jurisdiccional, a quienes va dirigido.  Esta actividad tendrá lugar los días 21 y 22 de septiembre, en sala de juicio oral “Lic. Florentino Ceceñas Lerma”, ubicada en las instalaciones del Tribunal Superior de Justicia.

Es importante tener presente que la trata de personas es conocida como la esclavitud del Siglo XXl –subrayó la consejera- al precisar que es un crimen de la delincuencia organizada transnacional que afecta principalmente a niñas, niños y mujeres, que se diversifica en varias modalidades como pueden ser: La explotación sexual, laboral, la mendicidad forzada, la utilización de personas menores de dieciocho años en actividades delictivas, tráfico de órganos, entre otras.

Resaltó que de las variantes antes mencionadas, la relacionada con la explotación sexual es la más numerosa, la cual conlleva un fuerte componente de género, pues la inmensa mayoría de sus víctimas son mujeres y niñas. “Los tratantes enganchan a sus víctimas, a través de promesas de matrimonio, ofertas de trabajo reales o simuladas, propuestas para  ganar mucho dinero, y así son privadas de su libertad”, asentó Centeno Quiñones.

También puntualizó que el Protocolo de Palermo define la trata como la captación, el transporte, el traslado, la acogida o recepción de personas, recurriendo a la amenaza, uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, fraude, engaño al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación.

“Aunque Durango  no es considerado como un lugar que genere alarma por casos de esta naturaleza, lamentablemente México  no está impune en cuanto a estos delitos por lo que permanentemente se difunden las recomendaciones preventivas a la sociedad”, finalizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *