Magistrados

  •  

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

  •  

    Según la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado de Durango:

     

    ARTÍCULO 4. Los magistrados que integren el Tribunal Superior de Justicia durarán en su encargo seis años, al término de los cuales podrán ser ratificados; se regirá por los principios de excelencia, objetividad, imparcialidad, profesionalismo, independencia, honestidad y eficiencia a que se sujeta la administración de justicia.

     

  • Según la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado de Durango:

     

    ARTÍCULO 5. Los magistrados tendrán las facultades y obligaciones siguientes:

     

    I. Dictar resoluciones de manera oportuna, fundada y motivada, con sujeción a las normas aplicables en cada caso;

     

    II. Concurrir, participar y votar, cuando corresponda, en las sesiones a las que sean convocados por los presidentes de los órganos a los que pertenezcan;

     

    III. Formular los proyectos de resolución que recaigan a los expedientes que les sean turnados para tal efecto por el Pleno del Tribunal Superior de Justicia;

     

    IV. Discutir y votar los proyectos de resolución que sean sometidos a su consideración en las sesiones de sus correspondientes órganos;

     

    V. Ordenar los engroses de los fallos aprobados, cuando sean designados para tales efectos;

     

    VI. Admitir los medios de impugnación y, en su caso, los escritos de terceros interesados o coadyuvantes, en los términos que señale la ley de la materia;

     

    VII. Someter a la consideración de sus respectivos órganos, cuando proceda, la acumulación de las impugnaciones y la conexidad, en los términos de las leyes aplicables;

     

    VIII. Participar en los programas de capacitación y actualización del Instituto de Especialización Judicial;

     

    IX. Remitir periódicamente al Presidente, la estadística respectiva de los asuntos turnados para su conocimiento;

     

    X. Proponer a los servidores públicos de su adscripción como candidatos a recibir estímulos y recompensas;

     

    XI. Informar al Consejo de la Judicatura de las irregularidades u omisiones graves que adviertan en los procedimientos sometidos a su conocimiento, en que hayan incurrido los jueces y demás servidores públicos del Poder Judicial del Estado, con el fin de que en su caso, se inicie el procedimiento respectivo; y

     

    XII. Las demás que expresamente les confiere esta ley y otras disposiciones aplicables.