Noticias

Magistrada del Tribunal Superior de Justicia destaca importancia de conocer la Constitución

Dentro del Seminario Internacional de Derechos Humanos y Cultura Constitucional, que días atrás ofreció el Poder Judicial del Estado de Durango, en coordinación con otras reconocidas instituciones de la entidad, tuvo lugar el panel sobre “Cultura constitucional en México”, en el que la magistrada del Tribunal Superior de Justicia, María del Refugio Bobadilla Saucedo, en su papel de coordinadora de la Unidad de Igualdad de Género y Derechos Humanos del propio Tribunal, desarrolló el tema  “La Discriminación y los Derechos Humanos“.

Dicho panel se desarrolló en el marco de la conmemoración del Centenario de la constitución mexicana de 1917, en las instalaciones de la Casa de la Cultura Jurídica de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sede Durango, con la participación como panelistas, además de la magistrada, del investigador David Cienfuegos Salgado, la magistrada del Tribunal Estatal Electoral, María Magdalena Alanís.

En su disertación Bobadilla Saucedo, resaltó la importancia que tiene la Cultura Constitucional, toda vez que en la Constitución se refleja la cultura de aquellos lugares, territorios, pueblos o personas que representa, de tal manera que es una conformación cultural de la sociedad de la que trata.

Por lo anterior -dijo-  no es solamente un orden para juristas, quienes tienen la obligación de conocerla y aplicarla, además de interpretarla; sino que su eficacia esencial radica en que es una guía para los no juristas, es decir para los ciudadanos, apuntó.

En su charla planteó: Por qué es importante el conocimiento y estudio de la Constitución, a lo que contestó que, al no conocer la constitución no se materializa su aplicación, y si no hay una interacción con los ciudadanos a quienes se dirige, no es posible probar la eficacia de la misma.

Insistió en que una Constitución va más allá de normas jurídicas y su significado, al ser una norma también es una síntesis de la historia, de la cultura, de la política, de la economía de un país, por lo tanto, indiscutiblemente la constitución debe promoverse y conocerse.

“Existe una encuesta nacional del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM que fue elaborada en el 2016 y presentada este 2017, que tiene como antecedentes dos ejercicios estadísticos anteriores 2013 y 2011 que dan elementos para hacer un comparativo”.

En dicho estudio se encuentra la posibilidad de conocer opiniones y precepciones de los y las mexicanas sobre cuestiones constitucionales, también se han insertado temas relevantes con el paso de los años, por ejemplo, ahora se tiene el tema del matrimonio entre personas del mismo sexo, a cien años de aprobada la constitución de 1917, es un dato que muchos mexicanos ignoran, y además que el ánimo colectivo no se ve como bueno, subrayó.

Asimismo, esbozó algunos datos estadísticos acerca de la discriminación y los DDHH, Qué opinan los y las mexicanas sobre este tema, describió lo que es el principio de igualdad y no discriminación, que posee un carácter fundamental para la salvaguarda de los DDHH en el ámbito internacional como en México.

Por lo anterior hizo hincapié que es obligación de los Estados no introducir en sus ordenamientos jurídicos regulaciones discriminatorias, de eliminar los ya existentes, y de combatir las prácticas discriminatorias.

De la discriminación dijo que al vincularla con los Derechos Humanos se entiende como una obstaculización, impedimento o una negación de los mismos. De esta manera la Dra. Bobadilla analizó las percepciones sociales de la violencia en contra de las mujeres y la percepción de la igualdad entre hombres y mujeres frente a la ley, sin dejar de tocar aspectos como es la discriminación a grupos vulnerable como los indígenas.

Finalmente se fue al análisis de la Constitución del Estado de Durango, donde resaltó el reconocimiento de los DDHH de los ciudadanos duranguenses y la visibilización de grupos vulnerables como son: Las niñas, los niños y los adolescentes, los jóvenes, los adultos mayores, los indígenas, mujeres embarazadas y discapacitados, inmigrantes y desplazados, y como la Constitución local establece el derecho fundamental del ser humano a no ser discriminado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *