Noticias

Juzgadores, personal jurisdiccional y administrativo del Poder Judicial se certifica en materia de detección de víctimas de trata de personas

En el marco de la conmemoración del Día Internacional contra la Explotación Sexual y el Tráfico de Mujeres, Niñas y Niños, que se lleva a cabo cada 23 de septiembre, el Poder Judicial del Estado de Durango (PJED), en coordinación con el Instituto Nacional de Migración, los días 21 y 22 de septiembre impartió el curso-certificación “Detección de víctimas de trata”, dirigido a juzgadores, personal jurisdiccional y administrativo, el cual tuvo lugar en el Tribunal Superior de Justicia, en la sala de juicio oral “Florentino Ceceñas Lerma”.  

Este curso que formó parte de una serie de actividades que el Poder Judicial emprendió con el objetivo de concientizar y sensibilizar a la comunidad judicial contra el delito de trata de personas en sus diversas modalidades, fue impartido por el jefe del Departamento de Verificación Migratoria del Instituto Nacional de Migración, José Cruz Fernández, quien brindó a los participantes las herramientas para adquirir las habilidades necesarias para la detección de víctimas del delito de trata.

Durante dos días, un centenar de servidores públicos, adscritos a los diferentes órganos jurisdiccionales y administrativos del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial, actualizaron sus conocimientos, a través del análisis y estudio del Protocolo de Palermo, además de realizar diferentes ejercicios prácticos para reforzar el aprendizaje adquirido. Así fueron evaluados para el otorgamiento de la certificación correspondiente.

El Protocolo de Palermo define la trata de personas como: “la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. 

Durante la clausura del curso se contó con la presencia del delegado del Instituto Nacional de Migración, Luis Enrique Pérez Mota, quien en compañía de consejeras de la Judicatura estatal, la rectora de la Universidad Judicial y de otras autoridades de nivel federal, expresó su beneplácito de compartir con responsabilidad el conocimiento para la detección de víctimas de trata, lo que hacen –dijo- con la máxima noción que representa la posibilidad de salvar una vida.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *