Noticias

Intestamentarios, juicios más comunes en el Tribunal Superior de Justicia en materia Familiar, después de los divorcios

En razón de que septiembre es el mes del testamento, el Poder Judicial del Estado de Durango, informa que según sus  estadística, después de los divorcios los intestamentarios son los juicios más comunes en el Tribunal Superior de Justicia en materia Familiar, puesto que en lo que va del año con cierre al 31 de julio, se presentaron un mil trecientos once controversias de este tipo a nivel estatal.

Los juicios sucesorios intestamentarios, a diferencia de los testamentarios, son aquellos en los que cualquier persona puede denunciar no tener conocimiento de la existencia de un testamento del autor de la sucesión, sin embargo en la mayoría son los familiares quienes lo hacen, por lo cual el juez gira una orden con la finalidad de que la Dirección General de Notarías informe la no existencia de dicho documento, si el hecho se confirma se continua con el juicio.

Lo anterior lo explicó la juez Cuarta Familiar de Primera Instancia del Primer Distrito Judicial, Sandra Mireya Pacheco Cortez, quien añadió que en ambos procedimientos, es necesario comparecer ante un juzgado Familiar para que se declare valido el testamento, puesto que éste –precisó- es el medio para que los herederos sean reconocidos y sustituyan a la persona fallecida en sus bienes y derechos, haya a no testamento. 

Este tipo de juicios en sí, no son problemáticos, se podría decir que son rápidos-señaló la juez, la dificultad se presenta cuando las partes no se logran poner de acuerdo, es entonces cuando se dan los  pleitos entre familias, y sobre todo los intestamentarios se vuelven largos, en los que se ven involucradas varias generaciones e inclusive, en ocasiones, las que aún no nacen.  

En el afán de evitar este tipo de conflictos se recomienda a todas las personas llevar a cabo su testamento y registrarlo ante un notario público para darle validez a la última voluntad del testador, y así acatarla y de esta manera darle a cada quien lo que le corresponde.   

Tramitar este tipo juicios, al igual que todas las diligencias ante los tribunales del Poder Judicial, es gratuito. Los interesados solo pagan los honorarios de la defensa particular que contratan. Aquí cabe señalar que el Poder Judicial pone al alcance de los justiciables abogados, por medio del Instituto de la Defensoría Pública que también brindan gratuitamente sus servicios. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *