Poder Judicial de Durango colaboró en su elaboración

Código Nacional de Procedimientos Civiles y familiares en la antesala de su aprobación

La magistrada presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado de Durango, Yolanda de la Torre, participó en la presentación del proyecto final del Código Nacional de Procedimientos Civiles y Familiares, que se llevó a cabo la tarde del pasado martes 14 de marzo, en el Senado de la República.

El encuentro fue encabezado por el presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, Ricardo Monreal; la presidente de la Comisión de Justicia, senadora Olga Sánchez Cordero, asimismo contó con la presencia de integrantes de las comisiones de Justicia y Estudios Legislativos del Senado, del presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Rubén Moreira, y del grupo revisor compuesto por académicos, notarios, corredores, investigadores y litigantes.

La titular del Poder Judicial de Durango, asistió a la presentación del proyecto final del código nacional en mención, juntamente con homólogos de las entidades federativas que conforman la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia de los Estado Unidos Mexicanos (Conatrib), quienes fueron parte fundamental de este proyecto.

Los legisladores federales del Congreso de la Unión se comprometieron ante los miembros de la Conatrib, que representa el magistrado Rafael Guerra Álvarez, presidente del Poder Judicial de la Ciudad de México, en aprobar este Código antes del cierre del actual periodo ordinario de sesiones, lo que marcará un antes un después en la administración e impartición de justicia en las materias civil y familiar, en México.

La magistrada presidente Yolanda de la Torre, desde el Congreso, colaboró activamente en la elaboración de este nuevo Código Nacional, así como los magistrados y jueces civiles y familiares del Poder Judicial de Durango lo hicieron en aportaciones, análisis, reuniones y foros, para la construcción de la nueva norma, así como lo hicieron sus pares de todo el país.

El cuerpo normativo propuesto, estructurado por mil 109 artículos, diez libros y 20 artículos transitorios, establece un plazo de cuatro años para su implementación, se trata de un código vanguardista que hará realidad la justicia digital en materia civil y familiar, así como otros temas novedosos en justicia cotidiana.