Cumplen un año de funciones

Tribunales de Justicia Laboral, resuelven más por conciliación

A un año de la entrada en vigor del nuevo modelo de justicia laboral, Durango transita con solides en este esquema donde la oralidad y la economía procesal, son la clave en la pronta solución de los conflictos surgidos entre la parte patronal y los trabajadores.

Desde el inicio de sus funciones y hasta el 31 de octubre pasado, ambos Tribunales de Justicia Laboral del Poder Judicial del Estado (Durango capital y Gómez Palacio) han recibido 901 demandas, en las cuales destaca como común denominador el despido injustificado.

Fue en agosto, cuando se recibieron la mayor cantidad de demandas, en promedio cinco cada día hábil.

A través de la justicia laboral, donde la oralidad es una de las principales características, se reduce significativamente el tiempo en que se desahoga una demanda y se dicta una sentencia.

Previo a la demanda, la partes en conflicto debe acudir al Centro de Conciliación Laboral, a fin de iniciar el proceso donde se buscará a través, precisamente de la conciliación, que lleguen a un acuerdo con el apoyo de un especialista institucional, quien auxilia en la comunicación.

En caso de no lograr arreglo alguno, se emite una constancia de no conciliación, requisito para iniciar la demanda ante los Tribunales de Justicia Laboral, excepto en los casos de excepción, en los cuales existe discriminación, despidos por embarazo y trabajo infantil, por ejemplo, entre otros.

Debido a que una de las prioridad en este modelo justicia, es procurar la conciliación entre las partes, hasta antes del dictado de la sentencia; en la mayoría de las demandas recibidas ya se logró un convenio; además en este primer año se han dictado 17 sentencias en la capital duranguense, y en Gómez Palacio 19. En promedio se han resuelto el cuarenta por ciento de los asuntos recibidos hasta el momento.